Mi permanencia

Posiblemente te parezca que todas las mañanas son las mismas. La hora de levantarte es tan rutinaria que te da la sensación de haber experimentado eso antes.

Hoy me levante a las 7:26, mismo sol, misma vida, misma familia; pero extrañamente me percaté que no era la misma mañana, a pesar de que se me hacía tarde para comenzar mis labores, mis ojos se quedaron viendo el techo varios minutos sintiendo cada respiración, y cada impacto sucedido en mi cuerpo, en mi ser; segundo tras segundo.

El clima era distinto, un día sin sol con el termómetro en su lugar, no frío, no calor. Ni si quiera lo pensé, pero mi cuerpo sabía que este momento en definitiva era único, nunca antes lo había vivido y dudaba en volverlo a vivir, incluso creo que soñé con esto. La cosa es que mi vida estaba cambiando, estaba un poco desequilibrada pero a la vez centrada, ¿acaso me había enamorado? O fué todo lo contrario, creo que es momento de dejarlo ir, o de dejarme llevar.

En definitiva hay sensaciones que se asocian con experiencias anteriormente vívidas, me queda claro; pero en realidad ninguna impresión será igual a la otra porque tu tiempo es ahora y jamás podría siquiera compararse con alguno del pasado, quizás ya ni siquiera exista ese momento. Déjame decirte que esto se trata de ti, solo de ti. Esta mañana, fue en la que me di cuenta que, si el viento sopla, si las nubes lloran o si la tierra decide moverse es porque profundamente tienen un deseo que debe cumplirse.

Tendremos que vivir ese momento sabiendo sobrellevarlo, pero al mismo tiempo aprovechándolo, porque se va y no regresa. Mi momento es ahora, pero entonces ¿cuál será mi permanencia?.

Anuncios

Primera entrada del blog

Esta es tu primera entrada. Haz clic en el enlace “Editar” para modificarla o eliminarla, o bien crea una entrada. Si lo prefieres, puedes utilizar esta entrada para contar a los lectores por qué has empezado este blog y qué tienes previsto hacer con él. Si necesitas ayuda, contacta con los simpáticos miembros de los foros de ayuda.